Ahora Decide pide que la Mancomunidad de Interés General Zamora y Alfoz salga de su paralización

En los últimos años se ha venido gestionando la constitución de la nueva Mancomunidad de Interés General Zamora y Alfoz, formada por los ayuntamientos de Zamora, Andavías, Arcenillas, Coreses, Moraleja del Vino, Valcabado, Villalazán y Villaralbo, todos ellos pertenecientes al Área Funcional Estable de Zamora.

El último y decisivo paso se dio el 26 de mayo de 2021, cuando se celebró la sesión constitutiva de la Mancomunidad, eligiéndose Presidente a Romualdo Fernández, concejal del Ayuntamiento de Zamora, constituyéndose la Asamblea de Concejales y eligiéndose los miembros del Consejo Directivo.

Los estatutos marcan que se celebrará sesión ordinaria de la Asamblea de Concejales al menos dos veces al año, mientras que el Consejo Directivo se reunirá al menos una vez cada tres meses, sin que hasta día de hoy se haya convocado por el Presidente ni una sola reunión.

En el año 2022 se convocó subvención por la Junta de Castilla y León por la cual las restantes mancomunidades de interés general constituidas sí recibieron ayuda económica, con cuantías de hasta 188.626 €. Debido a la inacción de la MIG Zamora y Alfoz, esta no percibió ni un solo euro al no haber ni siquiera solicitado la subvención, al igual que ya ocurrió en 2021.

La Mancomunidad urbana tiene por objeto la realización en común de determinadas obras y prestación de servicios públicos de competencia municipal. Las competencias y funciones que podrá ejercer la MIG urbana Zamora y alfoz abarcan servicios públicos básicos como la seguridad y movilidad ciudadana –ordenación del tráfico y del estacionamiento; protección civil; servicios de prevención y extinción de incendios-; vivienda y urbanismo, alcantarillado, abastecimiento de agua potable, servicios funerarios, rutas de transporte intermunicipal regular o el servicio de taxis en zona de prestación conjunta o promoción deportiva mancomunada.

En Ahora Decide, pedimos que se inicie la actividad de esta Mancomunidad, que puede dar buenos frutos para los ayuntamientos que la integran, convocándose por su Presidente en el menor tiempo posible una sesión para sacar de la parálisis a esta entidad, poniendo en marcha medidas para evitar que se sigan perdiendo subvenciones, pues nuestros municipios tienen muchas necesidades que podrían estar mejor cubiertas, y no estamos para perder el dinero.