La Junta echa la casa por la ventana ante la cercanía de las elecciones con el dinero de todos

Hoy han confirmado a los sindicatos de funcionarios desde la Dirección General de Función Pública de la Junta de Castilla y León que se va a aprobar un decreto ley para hacer efectiva la subida de los sueldos de los funcionarios de la Junta de Castilla y León.

También hoy han confirmado desde la Consejería de Educación que todos los centros educativos van a  disponer de mascarillas FFP2 para todo el personal, reivindicación que se lleva exigiendo por parte de los sindicatos desde hace año y medio.

Hace tres días la Junta regala más de seis millones de euros a tres empresas amigas para hacer las pruebas del COVID, pruebas que la Junta tiene en almacén y que pone a disposición de estas tres empresas costándonos a cada ciudadano en torno a 31 euros cuando en las farmacias se pueden adquirir por menos de 6 euros. Las adjudicaciones de contratos de esas cuantías están reguladas por ley y deben salir a licitación pública para dar oportunidades a todas las empresas interesadas. Esta adjudicación se enmascara para adjudicarla a empresas que los medios de comunicación han desvelado que tienen alguna elación con el Partido Popular.

La Junta “echa la casa por la ventana” con nuestro dinero para comprarnos el voto de las elecciones.  Queda más de un mes para las elecciones y cabe preguntarse cuánto dinero público gastará la Junta para comprar votos en este mes.

Nos acordamos de otra adjudicación parecida para poner contenedores gigantes a la entrada de los Centros de Salud con el objeto de  servir de refugio para la lluvia y el sol de los ciudadanos que estuvieron cuatro meses y nadie usó.

Esto tiene que cambiar, utilizan el dinero público para privatizar servicios y para subvencionar a empresas amigas, mientras otros pagamos los gastos de nuestros bolsillos.